Ellas solas o cómo sobrevivir a la Primera Guerra Mundial

9788475068633_portadaHoy rescato de mi estantería un título que es su momento despertó cierto interés entre las aficionadas a la historia inglesa y que después fe sepultado por abundantes cantidades de novedades publicadas. Además, es un libro que nos sirve para acercarnos al centenario de la Primera Guerra Mundial o Gran Guerra como se la llamó en su momento. Se trata de “Ellas solas. Un mundo sin hombres tras la Gran Guerra” (Singled out. How two millions women survived without men after the First World War) de Virginia Nicholson, publicado en castellano por la editorial Turner en 2008.

Nicholson (que como curiosidad es la sobrina-nieta de Virginia Woolf) está especializada en el periodo literario de principios del siglo XX, ha trabajado en diferentes medios de comunicación y ha sido documentalista para la BBC. En “Ellas solas” nos ofrece una perspectiva distinta de las consecuencias que trajo consigo la Primera Guerra Mundial. Centrándose en el caso inglés, aunque podemos hacernos una idea de cómo debió ser en otros territorios, nos habla del vacío que produjeron los millones de muertos y desaparecidos durante la guerra. Cómo tras el final de la contienda otro “ejército” de mujeres (ella calcula que sobre dos millones, conocidas como “solteras de guerra”), que habían sido educadas con el único objetivo de casarse y formar una familia, “se encontraron ante un mundo que no sabía que hacer con ellas“. Así, estas mujeres “sin futuro” lograron superar las circunstancias, luchar, trabajar, asociarse, crear nuevas formas de relacionarse y de entender el mundo. Fueron abriendo camino a marchas forzadas, cambiando las reglas del juego, haciendo política. Como dice la autora:  “a ellas las cambió la guerra, pero ellas cambiaron la sociedad”.

La autora se sirve de testimonios personales, biografías, cartas y diarios de estas mujeres para ofrecernos la visión en femenino de la “generación perdida”. El libro se divide en siete capítulos (“¿Adonde se han ido los chicos?”, “Un mundo que no me quiere”, “En la estantería”, “Chicas trabajadoras”, “Cuidando y compartiendo”, “Esa gran sensación” y “El espléndido ejército de mujeres”), llenos de notas y una extensa bibliografía al final. Además de las ilustraciones que acompañan al texto, trae un pliego aparte con 36 fotografías de la época. Más información aquí.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Feminismos, Historia(s), Letras, Mujeres y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s